¡GRACIAS!

Claudia Rodríguez, ingresó al colegio en el año 1990, y se ha desempeñado durante 20 años como profesora de biología en el nivel secundario. ¡Casi dos mil alumnos entonces han pasado por sus clases! Muchos de los cuales, también fueron acompañados por ella como tutora, función que desempeñó durante bastantes años.
Fernanda Nuñez, ingresó en el año 1985, algún tiempito como preceptora, ayudante, y luego como profesora del nivel medio, en las ciencias “duras”, Física, Química… también entonces, ¡dos mil alumnos tuvo en nuestra escuela! Durante muchos años también se desempeñó como tutora de los quintos años, siendo “inspiradora” de que se animaran a continuar estudios universitarios…
Cecilia Vallejo, ingresó en el nivel primario en el año 1983, y se desempeñó como maestra hasta el año 2013… ¡mil chicos y chicas entonces fueron sus alumnos en esos treinta años! Ya al final de su recorrido, ha acompañado y auxiliado al equipo docente del Nivel Inicial.
Stella Maris Marolla, ingresó en el nivel inicial en el año 1987, desempeñándose como maestra de sala, maestra auxiliar, y desde hace un par de años, maestra para la integración, a partir de haberse perfeccionado y titulado en el área de la psicología.
Durante unos pocos meses más seguirán dándonos, como siempre, lo mejor de ellas. Pero resulta que … muy pronto… ¡se jubilan!
Mirta Giménez. Desde abril de 2013 acompañando a nuestros alumnos de la escuela nocturna…población vulnerable con quien compartiste tu saber docente y tu corazón de madre. Presencia generosa en las aulas de esta casa todo puesto al servicio de un auténtico “Aquí estoy”.
La Comunidad Educativa del Sagrado Corazón de Barracas, alumnos de hoy y de ayer, padres, colegas, ¡GRACIAS!. Por el profesionalismo, y por el amor con el que desempeñaron su tarea.
El Corazón de Jesús las seguirá cuidando… siempre.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.